Publicado el

Consejos para una impresión eficiente y económica

Cada vez nos preocupa más la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente, algo que ha afectado también a cuántos documentos imprimimos y cómo lo hacemos, algo que también influye en nuestro bolsillo. 

Aunque hace unos años imprimíamos mucho más que en la actualidad, no es necesario renunciar al papel, ya que en muchos casos resulta mucho más cómodo y facilita la lectura comprensiva, sino llevar a cabo una impresión eficiente y económica.

Comprender el coste total de propiedad de tu impresora

Hace unos años en todo hogar y oficina la impresora era considerada un elemento imprescindible pero, ¿resultaba eficiente? Analicémoslo.

Costes directos vs. costes ocultos

Los costes de tener una impresora no se limitan a la compra del dispositivo, sino que existen muchos costes ocultos asociados. 

Tanto para impresión inkjet o láser, los recambios de suministros tienen un coste elevado, mientras que también hay que tener en cuenta el papel y la electricidad que se emplea. 

Además, tener una impresora implica obtener conocimientos y dedicar tiempo al mantenimiento y cuidado del dispositivo para que siga funcionando correctamente cuando lo necesitemos. 

Cómo calcular el coste por página impresa

Una de las formas más útiles de determinar si somos eficientes en la impresión es calcular el coste por página impresa. Esta tarea es muy sencilla, pero pocas personas se paran a evaluar cuánto cuesta imprimir cada documento.

Para hacerlo, simplemente hay que dividir el precio de los consumibles entre su rendimiento estimado, es decir, el total aproximado de hojas A4 que permite imprimir. Esta información suele proporcionarla el fabricante de la tinta o tóner, aunque la cantidad de copias dependerá también del tamaño, el diseño, la configuración de impresión en términos de color y la calidad que se requiera. 

Por último, suma al resultado el coste del papel, algo que variará considerablemente dependiendo del gramaje y el acabado que elijas.

Es probable que te sorprenda lo elevado que es el coste por página, así que presta atención a nuestras técnicas de reducción de costes en impresión para un mayor ahorro de tinta y papel.

Seleccionar la impresora adecuada

Impresoras de inyección de tinta vs. láser

Elegir la impresora más adecuada puede marcar la diferencia. En el mercado, encontramos dos tipos de impresoras, las de inyección de tinta o inkjet, que funcionan con cartuchos, y las impresoras láser, que funcionan con tóner. 

Por lo general, el coste inicial de las impresoras de inyección de tinta es más bajo y son las que se suelen emplear a nivel doméstico; mientras que las láser son más habituales en oficinas porque resultan más eficientes y rápidas para imprimir un mayor volumen de documentos, especialmente en blanco y negro.

Sin embargo, es importante tener en cuenta el coste de los suministros y determinar qué modelo resulta más adecuado para cada uso en concreto. 

Optimizar los ajustes de impresión

Configuraciones para maximizar la eficiencia

Para conseguir una impresión más eficiente, es imprescindible revisar en detalle la configuración. Muchas personas imprimen directamente sin reparar en las preferencias de impresión, algo que puede marcar la diferencia considerablemente en los costes.

¿Cuáles son las cuestiones a tener en cuenta?

  • Calidad de impresión. No imprimas siempre en la misma calidad; modifica los ajustes dependiendo del propósito del documento. Por ejemplo, si se trata de un documento para uso personal, puedes reducir la calidad de impresión a calidad de borrador, algo que requerirá menos tinta o tóner. 
  • Color solo cuando es necesario. Si el documento original incluye colores pero estos no aportan ninguna información necesaria, plantéate imprimir en blanco y negro para ahorrar.
  • Revisa bien antes de imprimir. Para evitar errores, utiliza la función de vista previa y comprueba que la configuración es correcta. 
  • Mantenimiento adecuado. Hacer un buen mantenimiento te evitará desperdiciar papel y tinta. Sigue las indicaciones del fabricante y no dejes sin uso la impresora durante demasiado tiempo. 

Beneficios de la impresión a doble cara

Utiliza la impresión a doble cara para ahorrar en papel y hacer un uso más sostenible de tu impresora. Esta función puede variar en cada dispositivo, y suele resultar más cómoda en las impresoras láser que en las de inyección.

Visto todo esto, queda claro que el coste de una impresora, su mantenimiento y sus suministros es muy elevado. Aplicando nuestros consejos de impresión, podrás ajustar al máximo el gasto que supone pero, dependiendo de tus circunstancias y tus necesidades de impresión, puede que el coste por página empleando tus propios medios acabe siendo más elevado de lo que sería encargarlas

En Fotocopias Universo te recomendamos que calcules tu coste por página y lo compares con nuestros precios. Puede que descubras que la clave para ahorrar en imprimir documentos es dejar que nos encarguemos de imprimirlos por ti. 

Publicado el

¿Cómo imprimir un pdf protegido con éxito?

Una de las necesidades de impresión más habituales con la que nos encontramos es la de imprimir documentos en formato pdf.

El formato pdf o Portable Document Format (Formato de Documento Portátil), es un estándar de archivo desarrollado por Adobe Systems en la década de 1990. Se utiliza ampliamente para crear y compartir documentos. 

Su popularidad reside en el hecho de que permite conservar la apariencia original de un documento, incluidos el diseño, las fuentes, las imágenes y los elementos gráficos, lo que lo hace ideal para compartir y distribuir documentos manteniendo sus características, independientemente del sistema operativo o el editor de textos que tengamos instalado en el dispositivo desde el que lo abramos.

Además, los archivos pdf pueden contener hipervínculos, formularios interactivos, multimedia y otros elementos, lo que los convierte en una opción versátil para una amplia variedad de usos, como informes, manuales, libros electrónicos o formularios.

¿Qué es un pdf protegido?

Un archivo pdf protegido es un documento que ha sido cifrado o configurado con restricciones de seguridad para limitar ciertas acciones, como la impresión, la copia de texto o la modificación del contenido. 

Estas medidas de protección se utilizan para controlar el acceso al documento y proteger su contenido contra el uso no autorizado o la distribución no deseada.

Existen varias formas en las que un archivo pdf puede estar protegido:

  • Contraseña de apertura. El documento puede estar protegido con una contraseña que es necesaria para abrirlo y acceder a su contenido. Sin la contraseña adecuada, no se puede visualizar el archivo.
  • Restricciones de permisos. El autor o autora del archivo puede establecer restricciones de permisos para limitar ciertas acciones, como imprimir, copiar texto, modificar el documento o agregar anotaciones, si bien el documento se puede abrir y visualizar.
  • Cifrado. Un pdf puede estar cifrado utilizando un algoritmo para proteger su contenido. El cifrado convierte los datos del documento en un formato ilegible que sólo puede descifrarse con una clave.

Los archivos pdf protegidos se suelen crear para controlar el acceso a la información por diversas razones. Entre ellas, la más habitual es proteger contenidos confidenciales o sensibles, así como documentos con derechos de autor. 

Opciones para imprimir un pdf protegido

Imprimir un pdf que esté protegido, sea por la razón que sea, puede ser todo un reto, pero no es imposible. 

El paso imprescindible es tener acceso al contenido, por lo que necesitarás la contraseña de apertura o un documento que únicamente limite las opciones adicionales, como la impresión, la copia del texto o la edición.

A continuación, te dejamos algunas opciones para imprimir pdf protegidos con éxito.

Solicita permiso al autor

La solución más sencilla es que solicites permiso al autor, que es quien te puede proporcionar la contraseña de apertura o hacerte llegar el documento sin proteger para que puedas imprimirlo sin problemas.

En algunos casos, el documento está protegido por cuestiones relacionadas con los derechos de autor y se puede conseguir una versión no restringida comprándolo. En ese caso, al adquirir el documento, podrás acceder al contenido sin problemas. 

Aplicaciones para el desbloqueo de pdf

Algunas herramientas, tanto en línea como descargables, te permiten desbloquear documentos pdf, con lo que podrías imprimirlos después.

Convierte el pdf a otro formato

Si tienes acceso al contenido, puedes probar a convertir el documento a otro formato, ya sea de edición de texto o en imagen, y después imprimirlo.

Ten en cuenta que, habitualmente, los documentos pdf protegidos lo están por alguna razón, por lo que es importante que tengas en cuenta cuestiones legales, como derechos de autor o protección de datos, antes de imprimir.

Imprimir pdf online

Hoy en día, tener una impresora en casa y encargarse de su mantenimiento, así como de reemplazar los cartuchos de tinta, suele ser costoso tanto en el aspecto económico como en el tiempo que requiere y el espacio que ocupa.

Por ello, una de las opciones más populares acaba siendo la de imprimir online, una solución económica y cómoda, que evita los inconvenientes de tener una impresora en casa.

Las imprentas online Fotocopias Universo ya ofrecen opciones ideales para el usuario, como la de encargar la impresión online y recoger en tienda o incluso recibir las fotocopias en casa

Elegir una imprenta online ofrece muchas ventajas, ya que la experiencia y el asesoramiento de las personas que trabajan en ella facilitan las tareas de impresión para conseguir resultados impecables. Desde la impresión de determinados formatos hasta la configuración de color o los tipos de papel más adecuados para cada proyecto, imprimir con éxito cualquier documento resulta mucho más sencillo con la ayuda de profesionales. 

Publicado el

Papel fotográfico vs. papel mate: cuándo y cómo usarlos

A la hora de imprimir cualquier tipo de proyecto, la elección del papel es esencial para obtener resultados óptimos y satisfactorios. 

Aunque hay muchas características a tener en cuenta en lo que respecta a la calidad del mismo, como el gramaje o el acabado, en el artículo de hoy nos centraremos en dos de las opciones más comunes: el papel fotográfico y el papel mate.

A continuación, detallamos las características de cada uno para que sepas qué elegir entre estos tipos de papel y cómo tu decisión afectará al resultado final. 

Todo sobre el papel fotográfico

El papel fotográfico destaca por su acabado brillante y su capacidad para reproducir colores vivos y una gran nitidez en los detalles, ya que está pensado específicamente para la impresión de fotografías con una calidad excepcional que resalte los tonos y los contrastes. 

Características del papel fotográfico

1. Brillo y contraste. El acabado brillante del papel fotográfico proporciona un alto contraste y una reproducción de colores intensos, lo que hace que las imágenes se vean más vívidas y vibrantes.

2. Resolución y detalle. Está diseñado para imprimir imágenes con una alta resolución y detalles finos, lo que lo convierte en la elección ideal para la impresión de fotografías de alta calidad.

3. Durabilidad: El papel fotográfico suele estar recubierto con una capa protectora que lo hace resistente a la humedad y a la decoloración, algo que garantiza que las imágenes impresas mantengan su calidad durante mucho tiempo.

Para qué usar papel fotográfico

  • Fotografía profesional. El papel fotográfico es la elección preferida para la impresión de fotografías profesionales, ya que ofrece una calidad de imagen excepcional y una reproducción precisa de colores.
  • Arte y exposiciones. En el mundo del arte es común optar por el papel fotográfico para imprimir obras y presentarlas en exposiciones, ya que se consigue una gran calidad y nitidez, así como una alta resistencia.
  • Fotografías personales y decoración. Su uso no debería estar únicamente ligado a lo profesional,  ya que también es ideal para la impresión de fotografías personales o láminas decorativas en alta resolución.

Todo sobre el papel mate

El papel mate, por otro lado, tiene un acabado más suave y opaco que el papel fotográfico.

Características del papel mate

1. Acabado suave. El papel mate tiene un acabado suave y opaco que elimina los reflejos y los destellos de luz, lo que resulta en una apariencia más suave y menos saturada.

2. Naturalidad. El resultado de una impresión suele resultar más natural y realista en este tipo de papel, ya que no añade brillo ni contraste excesivos.

3. Textura. Algunos tipos de papel mate pueden tener una ligera textura superficial que añade profundidad y dimensión a las imágenes impresas, algo que enriquece el resultado.

Para qué usar papel mate

  • Impresiones artísticas. En el sector profesional, es habitual saber qué tipo de papel es más conveniente dependiendo del resultado que se busque. El papel mate puede realzar la belleza de las imágenes con sutileza y hacerlas más elegantes.
  • Fotografía. En la misma línea, el papel mate aporta un estilo distinto a las fotografías, con un resultado más natural y menos deslumbrante.
  • Presentaciones profesionales y otro tipo de documentos. El papel mate también puede ser utilizado para presentaciones profesionales y materiales de marketing, así como en el entorno profesional en general, ya que aporta sobriedad y elegancia.

Por tanto, la elección entre papel fotográfico y papel mate depende en gran medida del estilo y la intención del proyecto de impresión

Por ejemplo, al imprimir fotografías en alta calidad, es importante tener en cuenta el nivel de detalle que se requiere, ya que el papel fotográfico ofrece una mayor riqueza en este sentido y con el papel mate se podría perder algunos detalles. 

Al igual que en cualquier proyecto de impresión, es esencial preparar adecuadamente los diseños antes de imprimirlos, teniendo en cuenta la resolución y el tamaño de impresión, así como los ajustes de color correspondientes para evitar variaciones cromáticas sobre el papel.

También es importante que elijas una imprenta online de confianza, tanto si necesitas asesoramiento como para saber que los resultados que obtendrás serán los óptimos.

En resumen, tanto el papel fotográfico como el papel mate tienen sus propias características y usos específicos pero, ante todo, la elección adecuada para cada proyecto dependerá de qué es lo que quieras destacar y el tipo de resultado que busques.

Publicado el

Impresión offset vs. digital: una comparativa detallada

A la hora de llevar a cabo cualquier proyecto de impresión, es necesario tener algunos conocimientos básicos que permitan que la calidad sea exactamente la que buscamos.

En este sentido, la elección entre la impresión offset y la impresión digital puede suponer una diferencia considerable en términos de calidad, coste y eficiencia en la producción.

Para poder comparar estas dos tecnologías de impresión es importante tener en cuenta cuáles son las ventajas y desventajas de cada una y discernir qué elementos son los que la diferencian.

Sabiendo esto, resulta más sencillo escoger las características técnicas idóneas para una impresión online de calidad en cada proyecto.

A continuación, te damos todas las claves que diferencian la impresión offset de la digital, en una comparativa detallada que te ayudará a entender mejor en qué consiste cada una.

Las diferencias en el proceso de impresión

En la impresión offset se utilizan placas de aluminio para transferir la imagen a un cilindro de goma antes de aplicarla al soporte, por lo general papel. La tinta no se aplica directamente sobre el soporte, sino que se aplica sobre el cilindro y este la transfiere. Esto significa que la tinta se aplica mediante un proceso indirecto. 

En cambio, en la impresión digital, la imagen se transfiere aplicando la tinta directamente al papel mediante tecnologías de impresión que no requieren del uso de placas. Este proceso elimina la necesidad de configuraciones complejas y permite la impresión de archivos digitales de manera más rápida.

Comparativa de la calidad de impresión en offset y digital

La impresión offset es muy popular y ha sido muy empleada para producir una calidad de impresión excepcional, especialmente en trabajos de gran volumen. Ofrece una reproducción precisa de colores y detalles, siendo ideal para trabajos de alta calidad como revistas y libros.

La impresión digital, por su parte, ha avanzado significativamente en términos de calidad. Aunque puede no igualar completamente la nitidez de la impresión offset en grandes tiradas, la tecnología digital ha mejorado su capacidad para producir resultados de muy alta calidad, especialmente en tiradas más pequeñas.

Diferencias en la capacidad de producción 

La impresión offset es, sin duda, más eficiente en grandes tiradas de impresión. A medida que la cantidad de impresiones aumenta, los costes por unidad disminuyen en comparación con la impresión digital.

Por su parte, la impresión digital es ideal para tiradas más cortas, ya que permite la impresión de cantidades más pequeñas de manera rentable, sin sacrificar significativamente la calidad.

Opciones de personalización al detalle

A la hora de personalizar un trabajo en detalle, la impresión offset no resulta demasiado flexible. Las configuraciones para cambios en el diseño pueden ser costosas y requerir tiempo adicional.

La impresión digital destaca por sus opciones de personalización. Permite la impresión de documentos únicos o con datos variables sin la necesidad de cambiar placas, lo que facilita la adaptación a necesidades específicas.

Coste de impresión offset vs. impresión digital

El coste inicial de una impresión offset es algo elevado debido a la necesidad de producir las placas y establecer la configuración adecuada. Sin embargo, para grandes tiradas resulta muy rentable, ya que cuantas más unidades se producen, menor es su coste.

Para tiradas más pequeñas, la impresión digital es más adecuada en lo que respecta al precio, ya que no tiene un coste inicial añadido.

Tiempos de producción de impresión

El proceso de configuración y preparación puede llevar más tiempo en la impresión offset, aunque resulta muy eficiente a la hora de producir grandes tiradas de un mismo proyecto.

La impresión digital ofrece tiempos de respuesta más rápidos. Al no requerir una preparación inicial, es ideal para proyectos con plazos ajustados o impresiones urgentes.

Distintas soluciones para trabajos diferentes

Visto todo esto, queda claro que la elección entre impresión offset y digital dependerá en gran medida de las necesidades específicas de cada proyecto. 

Para tiradas largas y proyectos de alta calidad, la impresión offset sigue siendo la elección más habitual, por ejemplo, en trabajos como revistas que producen numerosos ejemplares y tienen unas elevadas exigencias en términos de calidad.

Sin embargo, la impresión digital ha avanzado enormemente y es la opción más eficiente y versátil para tiradas más cortas, trabajos personalizados y plazos de producción reducidos. 

Ten en cuenta todas estas cuestiones a la hora de elegir la impresión que se ajuste más a los objetivos que quieres alcanzar y a los requisitos únicos de tu proyecto y obtendrás los mejores resultados.

Publicado el

Tamaño y dimensiones del formato A1

El estándar internacional de papel, conocido como el estándar A, incluye una serie de tamaños de papel establecidos por la norma ISO 216. Este estándar se utiliza en todo el mundo y abarca una amplia variedad de formatos. Entre estos formatos, el A1 uno de los más destacados por sus grandes dimensiones y sus distintas aplicaciones, que se ajustan a las necesidades de distintos proyectos.

A continuación, te explicamos qué es el estándar A y cómo funcionan, cuál es el tamaño A1 y qué usos se le puede dar.

El estándar A: la norma de formato de papel más utilizada

El estándar A, recogido en la norma ISO 2016, sigue una lógica matemática que permite crear tamaños proporcionales. La idea principal es que al doblar un papel por la mitad se obtenga el tamaño inmediato inferior de la serie

Siguiendo esta idea, se parte del tamaño base, el A0, que tiene una superficie de 1 metro cuadrado. Al dividirlo por la mitad, se obtiene el formato A1, y así sucesivamente hasta alcanzar los formatos más pequeños.

Las dimensiones de la serie A se basan en la relación de aspecto 1:√2 (aproximadamente 1:1.4142). Esta relación de aspecto constante permite que cada tamaño se pueda doblar exactamente por la mitad y mantenga las mismas proporciones.

Opciones de Formato A: desde el A0 hasta el A10

Formato A0:

Dimensiones en milímetros: 841 x 1189 mm

Usos habituales: Carteles grandes, planos arquitectónicos. Es el formato desde el que parte la serie.

Formato A1:

Dimensiones en milímetros: 594 x 841 mm

Usos habituales: Impresiones artísticas, presentaciones visuales.

Formato A2:

Dimensiones en milímetros: 420 x 594 mm

Usos habituales: Ilustraciones, carteles medianos.

Formato A3:

Dimensiones en milímetros: 297 x 420 mm

Usos habituales: Documentos, presentaciones, dibujos técnicos.

Formato A4:

Dimensiones en milímetros: 210 x 297 mm

Usos habituales: Documentos estándar, impresiones de oficina. Probablemente el más frecuentemente usado de la serie.

Formato A5:

Dimensiones en milímetros: 148 x 210 mm

Usos habituales: Folletos, agendas, libros pequeños.

Formato A6:

Dimensiones en milímetros: 105 x 148 mm

Usos habituales: Tarjetas postales, invitaciones pequeñas.

Formato A7:

Dimensiones en milímetros: 74 x 105 mm

Usos habituales: Tarjetas de visita, etiquetas.

Formato A8:

Dimensiones en milímetros: 52 x 74 mm

Usos habituales: Etiquetas pequeñas.

Formato A9:

Dimensiones en milímetros: 37 x 52 mm

Usos habituales: Etiquetas muy pequeñas.

Formato A10:

Dimensiones en milímetros: 26 x 37 mm

Usos habituales: Etiquetas extremadamente pequeñas.

El formato A1 a fondo: tamaño A1 y usos

El formato A1, con unas dimensiones de 594 x 841 mm, se encuentra en el rango medio de la serie A. Es un tamaño versátil que se presta para diversas aplicaciones, entre las cuales destacan:

  • Impresiones artísticas: Fotografías de alta calidad y obras de arte a menudo se imprimen en formato A1 para resaltar detalles y colores.
  • Presentaciones visuales: Carteles y presentaciones visuales impactantes encuentran en el A1 el equilibrio perfecto entre tamaño y portabilidad.
  • Diseño arquitectónico: Planos y diseños arquitectónicos a escala intermedia son fácilmente representados en A1, proporcionando claridad y detalle.
  • Material promocional: Carteles publicitarios y material promocional, como banners de eventos, a menudo se diseñan en formato A1 para una visibilidad efectiva.
  • Educación y entrenamiento: Diagramas complejos, gráficos y tablas informativas en entornos educativos o de formación se presentan con claridad en A1.

Ejemplos prácticos de uso del formato A1:

  • Cartel artístico: Un cartel promocional para una exposición artística, destacando obras de un artista local.
  • Presentación de producto: Un póster detallado que presenta las características y beneficios de un nuevo producto.
  • Material de formación: Un gráfico explicativo utilizado en una sesión de formación para ilustrar conceptos clave.
  • Planificación de eventos: Un mapa detallado del lugar de un evento, proporcionando información a los asistentes.
  • Información en el punto de venta: Material visual en el punto de venta que destaca promociones o características de productos.

El estándar A y, en particular, el formato A1, ofrecen flexibilidad y coherencia en una amplia gama de aplicaciones, en las que somos expertos en Fotocopias Universo.

Su relación de aspecto constante y proporciones bien diseñadas los convierten en una elección popular para la impresión online y para la presentación de material visual en diversos contextos.

Publicado el

Todos los formatos de papel y sus dimensiones

A la hora de conseguir resultados óptimos en la impresión online y fotocopias, es importante que conozcamos todos los tipos de formatos de papel y sus dimensiones, de modo que podamos realizar los diseños que más se ajusten a cada uno de nuestros proyectos. 

En este artículo, te explicamos cuáles son los formatos de papel más comunes y sus dimensiones.

Formatos estándar: Serie A

La Serie A es el formato de papel estándar más comúnmente utilizado y se basa en el sistema métrico. Sus dimensiones son proporcionales y están diseñadas para facilitar la escalabilidad y la uniformidad en los tamaños de papel. 

  • A0 (841 x 1189 mm): Ideal para pósters promocionales en eventos o presentaciones visuales de gran tamaño.
  • A1 (594 x 841 mm): Se utiliza comúnmente en la impresión de mapas, planos arquitectónicos o posters medianos.
  • A2 (420 x 594 mm): Perfecto para imprimir fotografías de tamaño amplio o carteles informativos.
  • A3 (297 x 420 mm): Ampliamente utilizado para la impresión de material promocional, como folletos o material publicitario.
  • A4 (210 x 297 mm): Este es el tamaño estándar para documentos, por lo que se utiliza comúnmente para imprimir informes, ensayos, currículums, y cualquier documento que requiera un formato estándar de impresión.
  • A5 (148 x 210 mm): Ideal para la impresión de libros pequeños, cuadernos, invitaciones o folletos compactos.
  • A6 (105 x 148 mm): Perfecto para la creación de tarjetas de felicitación, postales, o cualquier material impreso más pequeño y fácil de llevar.

Formatos para impresión fotográfica: Serie B

La Serie B es otra serie de formatos de papel estandarizada que se deriva de la Serie A. Los tamaños de la Serie B se obtienen dividiendo por la mitad los tamaños correspondientes de la Serie A.

Por ejemplo, el formato B4 es la mitad del B3, y así sucesivamente. 

  • B0 (1000 x 1414 mm): Este formato grande se utiliza a menudo en la impresión de pósters, mapas y otros materiales visuales de gran tamaño.
  • B1 (707 x 1000 mm): Ideal para carteles y presentaciones de gran tamaño. Se utiliza comúnmente en entornos publicitarios.
  • B2 (500 x 707 mm): Apropiado para carteles más pequeños y materiales promocionales.
  • B3 (353 x 500 mm): Se utiliza para folletos, presentaciones y otros materiales visuales medianos.
  • B4 (250 x 353 mm): Tamaño comúnmente utilizado para folletos, documentos y material de marketing.
  • B5 (176 x 250 mm): Adecuado para folletos más pequeños, volantes y documentos compactos.
  • B6 (125 x 176 mm): Utilizado para tarjetas postales, invitaciones y documentos pequeños.
  • B7 (88 x 125 mm): Tamaño pequeño, adecuado para tarjetas de presentación y otros documentos compactos.
  • B8 (62 x 88 mm): Muy pequeño, utilizado para tarjetas de visita y documentos pequeños.
  • B9 (44 x 62 mm): Tamaño extremadamente pequeño, utilizado para tarjetas de visita y documentos diminutos.

Formatos de Sobres: Serie C

La Serie C está específicamente diseñada para sobres y se utiliza en combinación con la Serie A. 

  • C0 (917 x 1297 mm): Puede ser empleado para envíos postales de mapas grandes o planos arquitectónicos enrollados.
  • C1 (648 x 917 mm): Adecuado para enviar calendarios plegados o documentos grandes sin doblar.
  • C2 (458 x 648 mm): Útil para envíos postales de posters plegados o material gráfico de tamaño intermedio.
  • C3 (324 x 458 mm): Perfecto para enviar documentos A4 plegados o materiales de presentación.
  • C4 (229 x 324 mm): Este tamaño estándar para sobres de oficio es ideal para enviar documentos de tamaño A4 sin necesidad de doblarlos. Es comúnmente utilizado en entornos empresariales para correspondencia formal y envío de documentos importantes.
  • C5 (162 x 229 mm): Perfecto para enviar tarjetas, invitaciones o documentos de tamaño A5 sin doblar.
  • C6 (114 x 162 mm): Apropiado para tarjetas postales, invitaciones más pequeñas o documentos de tamaño A6 sin doblar.

Formatos de papel para tarjetas: Serie D

La Serie D es otra serie de formatos de papel que se utiliza para tarjetas. Al igual que las series anteriores, la Serie D sigue un sistema de dimensiones proporcionales.

Estos tamaños son más pequeños en comparación con la Serie A y se adaptan bien a la creación de tarjetas y otros fines similares.

  • D0 (1118 x 1584 mm): Puede ser utilizado para imprimir grandes ilustraciones artísticas o murales.
  • D1 (792 x 1118 mm): Adecuado para impresiones de tamaño considerable, como mapas detallados o posters impactantes.
  • D2 (559 x 792 mm): Útil para la creación de tarjetas grandes, diseño de posters o proyectos artísticos.
  • D3 (396 x 559 mm): Puede ser empleado para ilustraciones más pequeñas, pero aún de tamaño significativo.
  • D4 (192 x 272 mm): Este formato se adapta bien a documentos más grandes que un tamaño de carta estándar. Puede utilizarse para informes, folletos o presentaciones que requieren un espacio adicional para contenido visual o gráfico.
  • D5 (136 x 192 mm): Un formato más compacto y versátil que se presta bien para la creación de folletos, invitaciones o documentos más pequeños que deseen mantener un aspecto profesional y ordenado.
Publicado el

Tamaño y dimensiones del formato A2

A la hora de imprimir un trabajo, puede resultar complicado escoger los tamaños de forma que sean adecuados para cubrir las necesidades de nuestro proyecto. Algunas veces oímos hablar de dimensiones en centímetros, como en las fotografías; otras en el estándar A, como A4 o A3.

Conocer en detalle cada una de las opciones y formatos ayudará a planificar un proyecto desde el inicio, dependiendo de sus características y de las necesidades de la impresión, para obtener un resultado óptimo en cuanto a las prestaciones del papel y la calidad de la impresión que necesitamos.

Los formatos de papel A son una norma internacional utilizada en gran parte del mundo, provienen de la norma ISO 216, que se basa en el sistema métrico y que se adoptó para estandarizar los tamaños de papel en todo el mundo a principios del siglo XX. Esta norma proviene de una norma alemana preexistente conocida como DIN 476 y, por ello, habitualmente se hace referencia a estas dimensiones de papel como DIN A y el número que las identifica como, por ejemplo, en el formato más común, DIN A 4. 

El formato A0 es el más grande, con  una superficie de un metro cuadrado, y es el que se toma como referencia. A medida que se aumenta el número, disminuye el tamaño, manteniendo la misma proporción.

Por lo tanto: partiendo del metro cuadrado del formato A0, la mitad de esté es un A1 y las dimensiones A2 son de nuevo la mitad del A1, y así sucesivamente. 

¿Qué es el formato A2?

El formato A2 es el tercer tamaño más grande en la serie A y tiene una superficie de 0,25 m², que corresponde exactamente la mitad de un A1 (0,5 m²) y el doble de un formato A3 (0,125m²).

Esta relación, como hemos explicado anteriormente, se mantiene consistente en todos los formatos A, de acuerdo con la norma ISO 216.

Cuál es el tamaño A2 en centímetros

Las dimensiones A2, en centímetros, son:

  • Ancho: 42 centímetros. (420 milímetros).
  • Altura: 59,4 centímetros (594 milímetros).

Usos habituales del formato A2

Impresiones artísticas: pósters en tamaño A2

El A2 es popular en el mundo del arte para imprimir obras de tamaño significativo que se quieran destacar.

Los pósters y reproducciones artísticas a menudo se presentan en este formato.

Diseño gráfico: impresiones de gran tamaño

Diseñadores gráficos utilizan el A2 para presentaciones visuales impactantes, como presentaciones de proyectos o mapas conceptuales.

Impresiones de carteles publicitarios en A2

El formato A2 es una opción común para carteles publicitarios en exteriores e interiores, ya que ofrece un equilibrio entre visibilidad y espacio.

Dependiendo de las características que se quieran obtener y dónde se vaya a colocar, la calidad del papel y el tipo de impresión deberán ajustarse.

Trabajos académicos y pósters para congresos

En entornos académicos, como conferencias o congresos, el A2 puede ser una elección efectiva para visualizar datos o gráficos detallados en presentaciones.

Consejos para diseñar correctamente archivos para imprimir en A2

A continuación te dejamos unos consejos que debes revisar para diseñar correctamente en formato A2 y no tener sorpresas al imprimir:

La resolución

Asegúrate de que las imágenes y gráficos tengan una resolución suficiente (al menos 300 píxeles por pulgada) para evitar la pérdida de calidad durante la impresión y de que el tamaño corresponda al de tu impresión.

El área de sangrado

Incluye un área de sangrado alrededor del diseño para garantizar que no haya bordes blancos no deseados después del corte.

Las proporciones y la orientación

Mantén las proporciones correctas del formato A2 (ancho: 42 cm, altura: 59,4 cm). Decide si tu diseño será vertical u horizontal.

El modo de color

Configura tu documento en el modo de color CMYK para garantizar la precisión del color durante la impresión.

El formato del archivo

Guarda tu archivo en un formato compatible con la impresión y que mantenga la calidad, como PDF de alta resolución y llévalo a tu tienda en un USB o envíalo por los medios adecuados si se trata de una impresión online.

Las marcas de corte

Puedes incluir marcas de corte en tu diseño para indicar dónde se cortará el papel después de la impresión.

Haz pruebas de impresión

Realiza pruebas de impresión en tamaños más pequeños antes de enviar un diseño a gran escala para asegurarte de que todo se vea como esperas.

Con todos estos consejos y toda la información previa, estarás listo para diseñar archivos que se adapten perfectamente al formato A2 y te asegurarás de que tus impresiones sean visualmente impactantes y profesionales.